was successfully added to your cart.

El estrés prolongado provoca cáncer

By enero 19, 2017Artículos

Si has tenido la oportunidad de acudir a alguno de nuestros talleres gratuitos, te habrás dado cuenta que siempre advertimos de la relación de la salud con las emociones. En cada ocasión que surge, nos parece necesario recordar que todo nuestro organismo interactúa y responde directamente con lo que estamos pensando y sintiendo.

Hoy, leí un artículo que volvía a reafirmar los miles de estudios relacionados con el tema. La revista Preventive Medecine, publica los resultados de una Universidad canadiense que establece un vínculo entre el estrés profesional y el cáncer. El estudio realizado en personas con diferentes profesiones y con un estrés prolongado de más de 15 años mostraba al relación con casos de cánceres de pulmón, colon, recto, estómago y linfoma  no hodgkiniano.

El estrés no se limitaba al tiempo y carga de trabajo elevado. La inseguridad laboral, los objetivos sobre ventas, las responsabilidades, problemas económicos, condiciones de trabajo difíciles o peligrosas, una supervisión mal entendida sobre los empleados o conflictos en el equipo de trabajo, son fuente de una gran tensión y han sido parte del objeto de estudio por esta universidad.

Independientemente de que, como bien indica el estudio, el estrés pueda ser considerado un asunto de salud pública, en nuestra mano está el compensar las presiones diarias con una actitud frente a las situaciones que permita que nos sintamos mejor y por tanto, disfrutemos de una vida más saludable.

Cómo compensar una vida de estrés prolongado?

Desde Escuela de Emociones te proponemos varios ejercicios diarios, para compensar esa carga de estrés que la sociedad actual nos genera:

  1. Se agradecido. Cuando te despiertes, recuerda todo lo bueno que tienes, recuerda quien eres y tu potencial. El agradecimiento nos coloca en una actitud más receptiva y hará que los pequeños detalles que pasan por nuestra vida de forma casi imperceptible, empiecen a tomar relevancia.
  2. Haz ejercicio. Muévete. Aparta unos minutos cada día para desconectar del ajetreo. Generarás neurotransmisores imprescindibles para combatir el estrés
  3. Come bien. la nutrición es imprescindible para que nuestro organismo equilibre el desgaste que los excesos de responsabilidades generan. Además, tiene una relación directa en nuestras emociones, por lo cual, una buena nutrición nos permitirá mejorar nuestra actitud diaria
  4. Descansa. Duerme y descansa intentando cumplir con la norma de 7-8 horas. Comprobarás que es mucho más fácil afrontar las situaciones que tanta presión nos genera, y que tras un mal descanso provocaría un exceso de irritabilidad.
  5. Sonríe más. Aunque no tengas una razón, ponte una sonrisa en la boca, como parte de tu atuendo diario. Estará enviando una señal a ese laboratorio químico que tenemos por cerebro, indicando que todo va bien, y nuestra mente así lo entenderá, por tanto generará todas las sensaciones que necesita tu organismo para reaccionar correctamente.
  6. Medita. Dedícate unos minutos diarios al “silencio”. Apaga todo ese ruido mental que hay en tu cabeza, date unos minutos a tu ser interior, a mimarte, a calmar tu alma. Puedo asegurarte por experiencia propia, que tal vez sea el paso más transformador de todos los que te aconsejo.
  7. Se asertivo/a. Habla, comunica, desde un lado amable pero firme, siempre que te sea posible, que la situación encomendada te está superando. Tan pronto como lo expongas, verás como tus emociones empiezan a transformarse, tu mente empezará a buscar soluciones, y tu interlocutor, tal vez, comprenda que es más efectivo otro camino que un exceso de estrés que nada soluciona
  8. Interioriza que lo que está en juego ante una carga o presión prolongada, es tu propia vida. Por tanto pregúntate, merece la pena seguir obteniendo los mismos resultados o tal vez un cambio pueda ser la mejor opción? Si no está en tu mano cambiar las circunstancias, lo que sí está en tu mano es cambiar la forma en la que te afectan .

En todos los casos, recuerda que en Escuela de Emociones estamos disponibles para tí, en cada momento, estés donde estés.

Como profesionales, sabemos entenderte, queremos escucharte y nuestra mayor satisfacción es que consigas una vida plena, en armonía y equilibrada, disfrutando de una salud emocional y física que te permita disfrutar de cada uno de los instantes que la vida nos regala.

 

 

Fuente original: http://www.inrs.ca/english/actualites/prolonged-exposure-work-related-stress-thought-be-related-certain-cancer


 

Si tienes interés en gestionar conflictos emocionales, superar miedos, creencias y límites, conseguir objetivos que ahora te parecen inalcanzables, puedes contactarme al 608.834.556 o info@coachingvillalba.com mediante herramientas como el coaching, psych-k o mindfulnes entre otras,  podemos acompañarte a la resolución de un conflicto, síntoma o manifestaciones físicas de enfermedad por conflictos emocionales

Consulta presencial, telefónica y Skype.

Leave a Reply