La nutrición, el bienestar y las emociones está completamente vinculado. No sólo porque la nutrición y dieta afecta a la autoestima cuando se determinan problemas de sobrepeso o carencia de masa corporal. La ciencia ha demostrado que en nuestros intestinos, se encuentra la llamada “Microbiota” o lo que puede denominarse el segundo cerebro, por tanto lo que ingerimos también es responsable de nuestra conducta y estado emocional.

Nuestro cuerpo necesita unas dosis concretas de alimentos variados, sin embargo, nuestro estado emocional altera nuestra percepción de hambre. Verdad que cuando estamos tristes, o con ansiedad, es cuando más vamos a la nevera a por chocolate, alimentos dulces, o cualquier otro de comida que nos de sensación de placer? Esa dieta emocional hace que nuestros hábitos de comida sean inadecuados, por lo que un correcto seguimiento por un profesional cualificado puede ayudarnos a recuperar los hábitos saludables que nos hagan sentir bien tanto por dentro como por fuera

Nuestros profesionales cualificados, tanto en nutrición como en coaching te ayudarán a tratar esos desarreglos alimentarios que provocan no sólo alteraciones en la salud, sino en nuestro equilibrio emocional. El seguimiento adecuado de nuestros profesionales y terapeutas hará que tu compromiso contigo mism@ te conduzca al objetivo que tienes marcado.

Solicita tu primera consulta gratuita en el formulario que aparece en la parte inferior de esta pantalla

Nombre (requerido)

Teléfono (required)

Correo electrónico (requerido)

Dime qué necesitas, estaré encantada de responderte

Solicita tu primera consulta de coaching nutricional gratuita